Phycis phycis – Brótola de roca

Phycis_phycis

La pesca de la brótola o bertorella, se practica en la costa catalana tanto de manera deportiva como para su consumo. Este pez de la familia de los fícidos, lo podemos encontrar en el Mediterráneo occidental hasta el norte de África.

Es un pez de buen tamaño y un cuerpo muy robusto, con una longitud máxima registrada de unos 65 cm. Posee una coloración rojo-castaña en el lomo y un vientre mas claro, con aletas de un color mas oscuro frecuentemente.

Su lomo se encuentra provisto de una aleta caudal segmentada, la primera parte corta y redonda, mientras que la segunda es alargada. Se reconoce fácilmente por sus aletas ventrales en forma de horquilla que utiliza para apoyarse sobre el suelo.

Su captura se dificulta mucho ya que la especie es nocturna y permanece prácticamente inmóvil durante el día. Esto hace que su pesca sea escasa y que conseguirla sea muy difícil.

Valor nutricional

La Carne de la brótola es muy bien cotizada y llega a alcanzar un precio muy alto en los mercados debido a su escasa oferta. Aporta una gran cantidad de energía con alrededor de 294 Kj por cada 100 gramos de carne.

También es una excelente fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Presenta importantes cantidades de vitamina A, varias vitaminas del complejo B y vitamina D, así como calcio, fósforo y magnesio, entre otros.

Su carne es muy versátil y gustosa, además, posee un muy buen tamaño, por lo cual se puede extraer abundante carne de un pez. Su cocción se puede llevar a cabo de varias formas, siendo la plancha y al horno las más comunes.

 

 

 

brotola-horno
IMG_1858.JPG

Como pescar brótola.

La pesca de brótola, debido a su naturaleza nocturna y a que casi nunca sale de su refugio, se realiza mayormente al agujero. Esta técnica consiste en el bucear entre los arrecifes y formaciones rocosas donde normalmente habita este pez y con un pequeño arpón cazarla directamente.

Desde una embarcación, podemos capturarla con la técnica de pesca de fondo, siempre buscando suelos con formaciones rocosas o arrecifes donde estas se esconden. Lo difícil de esta tarea no es pescarlas, si no encontrarlas, a menudo se encuentran a profundidades de entre los 150 y los 600 metros.

Con cualquiera de estas técnicas, debemos tener mucho cuidado, ya que su carne es muy delicada y se desgarra con facilidad. Si deseas aprender a pescar brótola en el Mediterráneo, en Arcadia Fishing somos tu mejor opción.

A bordo de nuestra cómoda embarcación de pesca deportiva, encontrarás todo lo necesario para una jornada de pesca profesional. Además, contarás con la asesoría de nuestro personal experto para ayudarte en todo lo que necesites.

No lo pienses más, contáctanos, reserva tu excursión de pesca y ven a disfrutar la aventura junto a nosotros. ¡Te esperamos!